martes, 24 de abril de 2012

Secretos y recursos de la creatividad – El poder de la palabra – Parte 3 de 5


Coleccionar palabras

A todos nos preocupa algún tema. Muchas personas viven obsesionadas por él, otros no lo tienen muy presente, pero surge en el momento de tomar una decisión importante. Dicho tema abarca numerosas palabras que lo determinan. Incluye palabras muy personales, significativas especialmente para uno mismo. Coleccionarlas, es decir, pensar en qué palabras son significativas para nosotros y registrarlas es un buen material para desarrollar dicho tema.
Las palabras reflejan en pensamiento. Es lo que la gente intenta: “digo ni más ni menos las cosas como son”. Se supone que las ideas son el signo de las cosas y las palabras son el signo de las ideas.
Así hay palabras que expresan la idea a la comunidad a la cual pertenecen. Ocurre con la palabra dinero: en español (1) es denario; en latín era pecunia (de pecus; el ganado); en inglés es money (de moneda); en italiano es soldi (de sólido); es francés es argent (de plata); en alemán es geld (de remuneración).
Sin embargo, las palabras “personales” expresan nuestras ideas más íntimas y son las que no debemos dejar de tener en cuenta. Por ejemplo, si bien una mesa tiene una definición exacta en el diccionario, para cada uno de nosotros adquiere una significación distinta. Al pensar en “mesa” cada persona asocia una mesa, un tema y una historia diferente.


(1) He querido respetar el texto original, aunque creo que querían decir que dinero es en español como denario era en la antigua Roma


La sugerencia:
Hacer lista interminables de palabras concretas y de palabras abstractas.


Nota personal: me parece muy interesante el tema que obsesiona o preocupa y que surge en el momento de tomar una decisión importante…, así como de la conveniencia de llevar un registro, una colección de dichas palabras en una especie de diario. Cuanto más nos “remuevan”, aunque sea con dolor, mayor posibilidad habrá de que cumplan, una vez desarrollado el tema, una doble función: reparadora para nosotros y creativa y “conmovedora” (por auténtica) para lo que escribimos…
Nota personal: en cuanto la sugerencia de más arriba “hacer listas interminables de palabras…”, la verdad es que tengo dudas del valor en sí de ejercicio. De todos modos sustituiría “interminables” con algo así como “de longitud indeterminada”, en cuanto a que nos demos libertad de escribir, si es que estamos “en racha”, las palabras que queramos sin tener que cortar en un número determinado, pero también, al menos a mi, encarar una tarea “interminable”, no me anima mucho, la verdad.


Germinar palabras

Marcel Arland declaraba: “Doy vueltas alrededor de mi mesa, me siento, tomo la pluma, la suelto, vuelvo a cogerla y, tras fumarme una docena de cigarrillos, he aquí otras tantas líneas…
Uno de los problemas que frena la creatividad es sentir frente al papel en blanco que tenemos un vacío de palabras. De allí el tópico miedo al folio en blanco”
A veces tenemos muchas ideas y estamos carentes de palabras. Para evitarlo, puede resultar eficaz trabajar con las mismas palabras. Si partimos de una palabra la podemos derivar en varios sentidos asociándole otras semejantes o contrarias.

Podemos realizar los siguientes ejercicios:

      1. Familias de palabras
Cada palabra puede agruparse en una serie de palabras de su misma familia, raíz común, y otras sin raíz común pero que son comunes.

Ejemplo:
-casa-casita-casona-caserío-masía-mansión-cabaña
-desliz-deslizar-deslizante-resbalar-patinar-escurrirse
-explanada-explanar-explanadora-allanamiento-nivelación
-asno-asnería-asnada-asnal-asnino-burrada-necedada
-negación-negativo-negado-inepto-incapaz-refutación
-natural-naturaleza-nativo-naturalista-oriundo-innato


      2. Extensión de las palabras
Una palabra generalmente puede incluir en su significado varias palabras particulares.

Ejemplo:

     Geometría
incluye todas las figuras geométricas: triángulo, cuadrado, trapecio, círculo, rectángulo, etc

     Mamífero
incluye: vaca, caballo, oveja, y se puede deslindar en cuadrúpedos, herbívoros, etc
           

La sugerencia:
Derivar de unas palabras a otras, y de estas a otras y así sucesivamente.





Recapitulando…


1 Operar con las palabras atendiendo a su materialidad

2  Explorar cómo están compuestas las palabras y trabajar con los resultados de dicha exploración

3  Elegir las palabras más exactas para lo que queremos decir y no usar las obvias o las que son tan tópicas que nos las registramos

         4  Asociar palabras con otras palabras

5  Jugar con significados inexistentes

6  Utilizar el diccionario como una herramienta de trabajo y una fuente de inspiración

No hay comentarios:

Publicar un comentario