domingo, 15 de abril de 2012

Secretos y recursos de la creatividad – El poder de la palabra – Parte 1 de 5


El poder de la palabra

El territorio de la escritura está constituido por palabras. Ninguna palabra es inocente: según cuáles se alíen pueden funcionar como armas combativas o seductoras. Cada una encierra una explosión de sentidos; oculta más palabras. Dejarnos llevar por ellas, ir de palabra en palabra y tejer una red sin limitaciones nos brinda estimulantes resultados. Si nos entrenamos en los modos de inventarlas y disponerlas, encontraremos rápidamente diversas ideas para un tema.
Al mismo tiempo, las palabras no son sólo obedientes instrumentos por medio de los cuales expresamos lo que nos dicta la mente. Tienen un poder generador: generan ideas que asombran incluso al que escribe.


Manipular, amasar, mezclar

La palabra literaria no es la palabra cuya vida acaba una vez pronunciada o incluida en una nota informativa. Establezcamos contacto con las palabras sin temerles, sin estar pendientes de su significado literal. Hay que probar a cambiarlas de lugar, cortarlas en trozos y convertirlas en nuevas palabras.
Veámoslo a partir de la siguiente frase:

El tren se detuvo en la estación mientras el silbato de otro tren anunciaba su llegada.

1. Si estar pendientes de su significado literal:

El tren de la vida no se detiene

(La palabra tren no responde al significado del diccionario)

2. Cambiarlas de lugar:

Se detuvo en la estación mientras el tren anunciaba su llegada

(La palabra tren cambia de lugar en la oración y cambia su función)

3. Cortarlas en trozos y convertirlas en nuevas palabras:

El tren se detuvo en…

Se convierte en:

Este loco trenza sueños, detonantes, turbios, violentos

Decíamos que cada palabra oculta otras. De este modo, obtendremos resultados sorprendentes. Podemos comprobar qué palabras oculta algo tan conocido como nuestro nombre y apellidos.

Ejemplo:
En Luis Zamora Tejedor se ocultan:

Luz, mora, tejer, ludo, dormir, ramo, moza, lujo, rama, arma, raso, etc…


  
La sugerencia:
No olvidemos que las palabras no son bloques indivisibles, sino que están constituidas por ladrillos intercambiables.



Explorar

Recuperar la curiosidad por las palabras, jugar con ellas, descubrir que la palabra literaria no es la palabra obligatoria, moviliza la escritura. Materialmente, están constituidas por letras a las que recurrimos para explorar las palabras.
Podemos hacerlo de la siguiente manera:

1. Elegimos al azar tres letras

2. Convertimos cada letra en inicial de una palabra y las ordenamos en columnas

3. Combinamos el mayor número posible de las palabras resultantes y escribimos un relato


La sugerencia:
En lugar de esperar que nos llegue la inspiración, busquemos en el diccionario palabras con diferentes iniciales.



“Sólo valen las palabras. El resto es charlatanería”
                                                                                                         Ionesco






Construir un relato a partir de letras


1. Elegimos tres letras
    
   r - i - a



2. Estas dan lugar a palabras:

   redes                       idea                 altura
   recopilador             iguana             amigo
   revolución              idéntico          antenas
   recurrir                   intrigar           abastecer
   remar                      infinita           arma
   reparar                    indígena         álamo
   reloj                        isla                  abuela



3. Con las palabras, construimos un relato
     
Por ejemplo:

      “El recopilador de palabras recurre a todos los idiomas. Las agrupa por temas. Las que abastecen una revolución, las que intrigan los secretos, las que auguran los encuentros, las que pueden ser usadas como arma, las disfrazadas, las sutiles, las que contienen toda la historia de la humanidad. Teje redes infinitas y su fama se extiende por los cinco continentes.
El recopilador de palabras se enamora por primera vez y se queda mudo.”




Precisar

Cada palabra cuenta. Si empleamos las que no nos importan, tampoco le importarán a nuestros lectores. A la vez, la sensibilidad hacia el lenguaje hace que acertemos en la caza de la menos tópica y la más precisa.
Tener en cuenta lo siguiente:
Debemos elegir los sinónimos cuyo significado se ajuste más a lo que deseamos decir

            Ejemplo:
            Voy a guardar (no conservar) los abrigos en el armario
            Las fresas se conservarán (no se guardarán) mejor en el frigorífico
            El agua es insípida (no sosa)
            La sopa está sosa (no insípida)


La sugerencia:
No remitirnos a las palabras tópicas, a las que explican lo obvio, sino utilizarlas tratando de que digan más de lo que dicen.



Desencadenar historias

De cada palabra puede desencadenarse una historia. Hay palabras más o menos motivadoras para cada persona. Pero todas os transportarán y nos permiten entrever la punta de un episodio, de una sensación, de un tema para un relato.
Este proceso por el cual cada palabra se convierte en una fuente inagotable de ideas se potencia cuando entran en contacto dos palabras, cuanto más diferentes, mejor.


La sugerencia:
Combinar palabras cuya aproximación resulte insólita es un buen motor creativo.

6 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho el articulo, creo que siempre viene bien que nos recuerden como mantener y potenciar la creatividad. Es indispensable para darle color a la vida, abrir la mente y ver todo el potencial de las cosas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, me alegro que te haya gustado y, si además sirve de ayuda, ¡mejor que mejor!

      Eliminar
  2. Enhorabuena Fernando Ruiz, me has despertado un montón de neuronas con este post. Tus ejercicios me parecen fantásticos, lo he leído con atención y admiración. Qué gusto tenerte como amigo.

    Eva :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Eva... ¡me vas a sacar los colores! Yo también me siento afortunado con tu amistad

      Eliminar
  3. Hola Fernando, lamentablemente recién ayer conocí tu blog. Me entretiene y me refresca continuamente todas esas cosas que tenemos olvidadas. Voy a continuar leyendo todo lo que tienes en el blog. Felicitaciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu felicitación y tus ánimos.
      Me alegro que te sirva y ya sabes... ¡nunca es tarde para recordar un amor! - un saludo y hasta siempre ;-)

      Eliminar