domingo, 21 de abril de 2013

Secretos y recursos de la creatividad – Ideas para escribir - parte 4


La ineludible necesidad interna

Las señales de las que hablábamos al principio, astillas, tienen una relación directa con la necesidad ineludible de escribir que, para la mayoría de los escritores, es la primera condición que justifica la producción de la escritura.
Lo enfocamos según dos de sus variantes:

·        Las palabras
Al respecto, Jünger dice que "cuando un vocablo produce desasosiego es que constituye una advertencia, una señal más que un indicador de caminos. Parecida a los anillos de la piedra lanzada al agua, la señal se propaga en círculos. En los sitios donde la señal anuncia un peligro todo es posible."

·        La necesidad imperiosa de escribir
De esa necesidad también nos habla Heinrich Böll:

“¿Pero usted siente la necesidad de andar por el mundo con esos manuscritos arrugados, arrugados, pasados a máquina con errores, o encomendarlos al correo, y seguir escribiendo aunque se los devuelvan todos?
Sí, contesté.
¿Y por qué o hace? Piénselo bien, su respuesta será a la vez la respuesta a mi primera pregunta.
Jamás me habían hecho esa pregunta. Me puse a pensar mientras el redactor comenzaba a leer mi cuento.
No me queda otra alternativa, die al fin.
El redactor alzó la vista, arqueó las cejas: Es una respuesta muy buena, una ve se la oí decir a una atracador. El juez le preguntó por qué había proyectado y llevado a cabo el atraco. No tenía otra alternativa, dijo."

Sin embargo, tampoco hay que descartar lo contrario, es decir, escribir a pesar de todo, sin disparador consciente. Escribir y basta.


 Cómo desencadena ideas el escritor Milan Kundera

Kundera nos cuenta parte de su proceso:

En La insoportable levedad del ser, Teresa vive con Tomas, pero su amor exige tal movilización de sus fuerzas que, de pronto, no puede más y quiere dar marcha atrás, "hacia abajo", hacia el lugar de donde vino. Y me pregunto: ¿Qué le pasa a ella? Y encuentro la respuesta: ha sido presa de un vértigo. Pero ¿Qué es el vértigo? Busco la definición y digo: "el embriagador, el insuperable deseo de caer". Pero me corrijo inmediatamente, preciso la definición: "También podríamos llamarlo la borrachera de la debilidad. Uno se percata de su debilidad y no quiere luchar contra ella, sino entregarse. Está borracho de su debilidad, quiere ser aún más débil, quiere caer en medio de la plaza ante los ojos de todos, quiere estar abajo y aún más abajo que abajo". El vértigo es una de las claves para comprender a Teresa. No es la clave para comprendernos a usted o a mí. Sin embargo usted y yo conocemos esta especie de vértigo al menos como nuestra posibilidad, para comprender el vértigo.
No son únicamente las situaciones personales las que se cuestionan, toda la novela no es más que una larga interrogación. La interrogación meditativa es la base sobre la que están construidas todas mis novelas.






Recapitulando…


1 Conocer cómo captamos ideas ayuda a aprovecharlas mejor.

2   Registrar sensaciones productoras de ideas.

3 Organizar las sensaciones en una lista de asociaciones; se podrán incorporar en cualquier momento a un texto.

4   A la hora de escribir se puede planificar o improvisar.

5 Planificar es reflexionar

6  La improvisación es más liberadora que la planificación.

7 Poner títulos o subtítulos ayuda a sintetizar a idea y ofrece disparadores para la escritura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario