martes, 30 de octubre de 2012

Secretos y recursos de la creatividad – El párrafo – Parte 2


El lugar del mensaje

Quien escribe debe echar mano de su intuición y conocer algunas variantes para saber cuándo acaba un párrafo y cómo empieza el siguiente para que el escrito sea coherente y ameno. Tanto en el caso de un escrito expositivo o argumentativo como en uno de ficción narrativa.
Sin embargo, desde el punto de vista de la composición, las posibilidades que planteamos más adelante sirven tanto en un campo como en el otro. El mensaje de un párrafo puede situarse al inicio, en el medio o al final del mismo.

Veámoslo
El mensaje es “No se atrevió a decirle que el hijo había tenido un accidente”.

·  Al inicio
Es cuando el mensaje está contenido en la primera frase. El resto del párrafo la explica, la desarrolla, la amplía, la justifica, etc.

Ejemplo:
No se atrevió a decirle que el hijo había tenido un accidente; se quedó toda la tarde con ella, hablaron de mil cosas y finalmente se fue prometiendo volver al día siguiente.

·  En el medio
El mensaje se incluye en el medio del párrafo, por ejemplo, cuando se aplica un razonamiento deductivo:

Llegó inmediatamente después que lo supo, pero no se atrevió a decirle que su hijo había tenido un accidente y se fue prometiendo volver al día siguiente.

·  Al final
Colocar el mensaje a posteriori del párrafo hace que se abra una expectativa que tiende hacia esa última frase, por ejemplo.

Antes de salir prometió, con más energía que otras veces, que volvería al día siguiente; habían hablado de mil cosas, incluso ella nombró al hijo, pero él no se atrevió a decirle que su hijo había tenido un accidente.


La sugerencia:
No hay que olvidar que el sentido del mensaje que nos interesa destacar a lo largo de la narración varía de acuerdo al lugar que ocupa en el párrafo.


Cualidades del párrafo

La calidad de un párrafo depende de tres cualidades que se colocan por orden creciente: unidad, coherencia y claridad.

1    Unidad
La unidad es la condición mínima. Todas las oraciones del párrafo deben tratar el mismo tema.

2   Coherencia
Los componentes deben responder a un orden interno, sin brusquedades ni desviaciones.


3   Claridad
La claridad se logra con la reunión de las dos cualidades anteriores. El mensaje ha de ser comprensible, convencer al lector.

Para asegurarse de que el párrafo se ajuste  a estas cualidades, es conveniente hacer las siguientes comprobaciones:

·        Titular del párrafo:
El título resume la idea central. Si no es posible ponerle un título significa que hay demasiadas ideas y es necesario revisarlas.

·        Controlar el encadenamiento:
Si las frases no están bien ordenadas, se debe buscar ese orden y realizar los cambios imprescindibles.

·        Eliminar las palabras innecesarias:
Eliminar todas las palabras que hagan el texto pesado o difícil de entender. El mensaje debe ser rápido y claro.


Nota personal: están muy bien estas comprobaciones, son muy recomendables y sin duda llevándolas a cabo quedará un texto más claro, fácil de comprender y seguramente atractivo para el lector, pero quiero puntualizar un par de cosas importantes para mí: 1) que estas revisiones es aconsejable hacerlas una vez terminado el proceso creativo en sí, y no antes: antes sólo valdría para coartar nuestra libertad artística, y así difícilmente se puede escribir algo; y 2) para mí, cuando dice “es necesario revisarlas” en la comprobación del titular del párrafo de más arriba, se refiere no a revisar las ideas en sí, sino a comprobar cómo las estamos organizando en el texto definitivo, para por ejemplo construir otro, u otros párrafos, con algunas de ellas…


Unidad + Coherencia = Claridad



La sugerencia:
El párrafo ha de tener una estructura apropiada, que sea comprensible, evitar las repeticiones y las digresiones. Tendrá una idea central y varias complementarias.

4 comentarios:

  1. Continúa con tus colaboraciones. Son excelentes.

    ResponderEliminar
  2. Yo también coleccioné "Taller de escritura" de Salvat y, ahora, después de más de 15 años me he puesto a estudiarlo para intentar aprender algo de escritura creativa. Cuando llevaba vistas unas 50 páginas me topé con tu blog. Me he sentido inmediatamente solidario contigo y he sentido la necesidad de suscribirme.

    Trasladarte mi más sincero agradecimiento por el trabajo de transcribir estos contenidos y por colocarlos en la "nube".

    Saludos. Javier Peñas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí... solo hago dos cosas que me gustan y me realizan como persona: escribir y ayudar a los demás :-)

      Eliminar